¿Deberías correr todos los días?

106

“¿Debería correr todos los días?” o en otras palabras, la frecuencia de correr, es una de las tres preguntas fundamentales acerca de correr, junto con la duración y la intensidad.

Las personas comienzan a correr por una variedad de razones, para perder peso, para mejorar su salud, para competir en carreras, o para probar algo nuevo.

Cual sea que sea la razón, te beneficiarás física, mental y emocionalmente de este deporte.

En realidad, correr todos los días no es una buena opción.

La mayoría de los corredores en general necesitan uno o dos días libres por semana para darle a su cuerpo una mejor oportunidad de que se recupere del ejercicio y se repare a sí mismo.

Los investigadores han encontrado que tomarse por lo menos un día libre por semana disminuirá la frecuencia de lesiones y la duración de las lesiones existentes.

La mayoría de los corredores, también, notan una diferencia cuando se tomar unos días libres. Los corredores reportaron que después de tomarse solo un día libre, en realidad se sentían mejor durante sus carreras.

Los mejores días para descansar dependen de tu horario y del propósito por el cual estás entrenando.

Por ejemplo, si correr un número de millas durante el fin de semana, entonces el lunes puede ser tu mejor día para descansar.

Si estás entrenando para un maratón que va a ser el sábado, entonces el viernes puede ser el mejor día para descansar para que el sábado estés bien fresca.

Quizás te interese: 10 recetas caseras de malteadas de proteína

Beneficios de correr

Mejora tu salud en general

Correr ha sido probado como un deporte que mejora tu salud en múltiples formas

  • Fortalece el corazón, asegura un flujo eficiente de sangre y oxígeno por todo el cuerpo y ayuda a disminuir el riesgo de un ataque al corazón.
  • Correr es una forma de natural de disminuir la alta presión en la sangre y el colesterol también.
  • También ha sido probado que mejora el funcionamiento de tu sistema inmunológico al hacer que tu cuerpo sea más eficiente y efectivo cuando combate contra los gérmenes.
  • Correr también te protege de la osteoporosis al incrementar la densidad ósea.

Aumenta los niveles de energía

La mayoría de las personas odian esa sensación de cansancio y lentitud que a veces tienen, y correr puede dramáticamente incrementar los niveles de energía del cuerpo.

Quizás te interese: Agua y otras 6 bebidas para perder peso

Los corredores que han organizado sus carreras diarias en la mañana reportan que son más enérgicos durante el día.

Cuando se combina con una dieta saludable, los niveles de energía de los corredores pueden ser mejorados incluso mucho más.

Permaneces en forma

Correr es una de las formas principales de quemar calorías extras y perder peso porque es uno de los ejercicios más vigorosos.

Correr está precedido solo por el esquí a campo traviesa en términos de efectividad de pérdida de peso.

Si ya estás en un peso saludable, correr es una buena forma de mantener tu figura en forma.

Incrementa la autoestima

Correr provee un impulso notable de confianza y autoestima al establecerse y lograr metas.

El logro de metas te da un sentido de éxito y hace que te sientas mucho más feliz.

Quizás te interese: 7 beneficios increíbles de hacer estocadas

Disminuye la depresión

Puedes liberar tu ira, depresión, estrés y todos los otros sentimientos negativos a través de correr.

Las investigaciones muestran que después de solo unos pocos minutos de correr, el cerebro segrega una hormona que mejora naturalmente tu estado de ánimo.

Otros beneficios

Hay múltiples otros beneficios que se han demostrado que se logran a través de correr:

  • Uno de esos beneficios es un mejor sueño, porque los estudios han demostrado que los corredores tienen más fácil el quedarse dormidos en las noches y el dormir por mucho más tiempo.
  • Correr también incrementa las funciones mentales, y aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo cual ayuda a que el cerebro reciba oxigeno y nutrientes.
  • Correr también estimula la circulación y mejora el transporte de nutrientes alrededor de tu sistema, dándole a tu piel un brillo distintivo.

Quizás te interese: 5 tips de acondicionamiento físico para mujeres ocupadas

Cosas que deben recordar los nuevos corredores

Compra los zapatos correctos

  • La clave es la prevención de lesiones y la comodidad.
  • Visita una tienda especializada en carreras para comprar un par de zapatos que se adapten a tus pies.
  • No corras con zapatos desgastados y reemplaza los zapatos deportivos cada 300-400 millas.

Calienta y enfría

  • Un buen calentamiento le da la señal a tu cuerpo de que vas a estar trabajando pronto. Comienza la carrera con una caminata a paso rápido y un trote sencillo unos minutos para ayudar a elevar tu frecuencia cardiaca y minimizar el esfuerzo en el corazón.
  • Termina la carrera con un trote o una caminata lenta unos cinco minutos porque un buen enfriamiento permite que tu frecuencia cardíaca y presión sanguínea bajen gradualmente.



Compartir