La típica dieta femenina – Por qué no puedes perder peso

102

¿No puedes perder peso sin importar lo que hagas?

Tratas de comer bien pero simplemente no puedes perder peso. No te saltas el desayuno – normalmente escoger una marca saludable de muesli o pan para tostar.

Solo tomas un café al día – es tu bocadillo. De otra forma tratas de beber más té y agua.

Comes una ensalada para el almuerzo la mayoría de los días, tal vez le añades algo de atún o unas galletas a los lados.

El té de la tarde es normalmente un pedazo de fruta y/o yogurt. Y así muchas cosas más.

Entonces ¿por qué no puedes perder peso si haces todo correctamente?

¿O no es así?

Muchas mujeres están frustradas, dispuestas a rendirse porque sin importar lo que hagan – no pueden perder peso.

¿Te suena familiar? Si suena como que eres tú, la buena noticia es que ya tienes una base sólida en la cual trabajar a la que solo debes hacerle unos pocos cambios, para que pierdas peso.

Quizás te interese: Seis preguntas a considerar cuando vas a escoger tu compañero de vida

¿Cuál es el problema?

Muchas mujeres siguen un patrón de alimentación típico que equivocadamente creen es saludable y bueno para la pérdida de peso.

Sin embargo, cuando miramos este patrón más de cerca, vemos los problemas comunes que hacen difícil que puedan perder peso.

Aquí está lo que esas mujeres están haciendo mal:

No tienen proteínas

No comen proteínas en su desayuno (ni una malteada de proteínas) y solo una pequeña cantidad de proteína en el almuerzo.

Su única porción ajustable de proteína es en la cena lo cual significa que están probablemente hambrientas y más susceptibles a los antojos todo el día.

Exceso de azúcar

Los cereales, las barras de muesli, yogures comerciales, galletas, chocolate y fruta proveen la mayor cantidad de calorías y todos estos son altos en azúcar. Una mujer que come todo esto en realidad come unos 80 gramos de azúcar por día (eso es como unas 20 cucharadas de azúcar).

Todas estas mujeres probablemente están apilando azúcar arriba de azúcar por todo el día, haciéndose propensas a picos constantes y bajadas de azúcar.

Quizás te interese: 8 formas de proteger tu cabello del sol del verano

Añade algo de café y estrés y el cortisol llegará al techo. Cuando el cortisol es alto, no van a perder peso.

Baja nutrición

Ninguna de sus dietas son muy nutritivas. Estas mujeres se sentirían mejor con más vegetales, fibra y grasas buenas en sus dietas.

Qué hacer si no puedes perder peso

Haz que la proteína sea el enfoque de cada comida

La proteína es la clave para alcanzar y mantener un cuerpo sano y definido, y muchas mujeres no obtienen suficiente.

Incrementar tu consumo de proteína aumentará tu metabolismo y ayudará a mantener tu masa muscular, todo lo cual te ayuda a quemar grasa.

De hecho, la digestión de proteína quema más calorías que digerir carbohidratos o grasas.

Si te sientes cansada o tienes antojos en la tarde, es a menudo causado por glucosa inestable en la sangre y niveles de insulina (de comer azúcar y beber café todo el día).

Quizás te interese: 4 formas en las que el aceite de coco puede proteger tu cabello del sol

Si quieres más energía, come más proteína con el desayuno y el almuerzo. Notarás una gran diferencia en cómo te sientes a mediados de la tarde.

Come menos azúcar

Incluso aunque estés tratando de comer bien, ciertamente los “alimentos saludables” que consumes regularmente pueden ser altos en azúcar – yogurt, muesli y barras de cereales son los alimentos más comunes que las mujeres comen en exceso.

También, la fruta es alta en azúcar por lo que debes limitar tus porciones a 2 a 3 pedazos por día.

Revisa las etiquetas – o mejor come tus comidas sin ellas.

Cuatro gramos de azúcar en la etiqueta equivale a 1 cucharadita de azúcar. En el caso del yogurt, por ejemplo uno de 22,3 gramos de azúcar por 150 gramos de contenido son más de 5 cucharaditas de azúcar en un pequeño envase.

Sin embargo, este es un bocadillo muy común para las mujeres. Sin duda muchas mujeres están hambrientas al momento que lleguen a casa después de trabajar.

Si comes yogur como tu bocadillo de la tarde, u otro alimento alto en azúcar, el azúcar en tu sangre sube y luego baja de repente, dejándote hambrienta y sin capacidad de controlar tu apetito antes de cenar.

Enfócate en comer alimentos nutritivos no calorías

Cuando la vida está siendo un poco alocada, la comida es la única forma en la que podemos nutrirnos y cuidarnos a nosotras mismas.

Quizás te interese: Como escoger el maquillaje correcto para tonos claros de piel

La comida no son solo calorías. La comida no es el enemigo y no es algo que podemos usar para sentirnos mejor cuando estamos estresadas, cansadas, aburridas o solitarias.

Si comes tan nutritivamente como sea posible apoyas a tu cuerpo a lidiar con el estrés, para envejecer mejor, para tener tu sistema inmunológico funcionando y pierdes grasa o mantienes tu peso ideal.



Compartir