Cómo tus emociones pueden afectar tu salud

173

Hay una evidencia creciente de que las enfermedades en el cuerpo son emociones atrapadas que nos están afectando de manera real y física.

Al liberar las emociones negativas suprimidas, reprimidas y atrapadas, podemos sanar nuestros cuerpos y nuestras mentes.

En este artículo vamos a ver las formas en que las emociones afectan a tu cuerpo. Aquí están las formas cómo tus emociones afectan tu salud.

Por supuesto, puedes sentir emociones en tu cuerpo como cambios fisiológicos.

Por ejemplo, cuando te sientes avergonzada, tu rostro se vuelve rojo y te sientes caliente por el torrente de sangre en tu cara.

De esta manera, puedes darte cuenta de cómo algunas emociones se pueden sentir físicamente en el cuerpo.

Del mismo modo, el miedo podría hacerte sentir una opresión en el estómago y tensión muscular.

Hay un componente mental en cómo procesamos las emociones, en cómo interpretamos el evento que está sucediendo.

Por ejemplo, si tu carro se descompone en el camino al trabajo, puedes sentir frustración al respecto o puedes sentir que has recibido un mensaje de que necesitas frenar esta mañana y cuidar de tus posesiones valiosas.

Decidir cómo sentirse acerca de una emoción fisiológica en el cuerpo es el componente mental de la conexión mente-cuerpo que determina cómo las emociones afectan tu cuerpo.

Quizás te interese: Los 10 mejores entrenamientos para hacer cuando estas demasiado cansada

Cómo las emociones negativas afectan tu salud

El Dr. Mercola dice que “la definición clásica del estrés es: cualquier amenaza real o imaginada y la respuesta de tu cuerpo a ella”.

La respuesta natural del estrés de tu cuerpo puede tener un impacto significativo en su función inmune, química cerebral, niveles de azúcar en la sangre, equilibrio hormonal, y mucho más.

Un estudio de la Universidad de Michigan analizó si podemos o no cultivar emociones positivas para afectar nuestro cuerpo y optimizar la salud.

Ellos encontraron que “las emociones negativas (por ejemplo, el miedo, la ira y la tristeza) estrechan el repertorio de la reacción del pensamiento momentáneo del individuo hacia acciones específicas que cumplían la función de promover la supervivencia en nuestros antepasados”.

En otras palabras, nuestra respuesta de pelear o de huir se evidencia cuando tenemos una emoción negativa y nos sentimos agresivas o como que tenemos que ocultarnos de los sentimientos.

Quizás te interese: 7 formas de aumentar tu confianza y belleza

Los investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh, Pensilvania dicen que “los factores psicológicos pueden influir en la inmunidad capacidad que tiene el sistema inmunológico de mediar la enfermedad”.

Además, el estudio encontró “pruebas sustanciales de que factores tales como estrés, depresión, apoyo social y represión/negación pueden influir en los indicadores tanto celulares como humorales (fluido linfático) del estado inmunológico y su función.

Las emociones negativas tienen un impacto importante en el sistema inmunológico del cuerpo.

“Al menos en el caso de las enfermedades infecciosas menos graves (resfriados, gripe, herpes), hay evidencia consistente y convincente de vínculos entre el estrés y afectos negativos [emociones] y el inicio y progresión de la enfermedad“.

En otras palabras, si estás de mal humor, te sientes triste, enojada o estresada, es más probable que te enfermes de incluso algo como una gripe.

Como las emociones positivas afectan tu salud

Cuando sientes alegría, felicidad, emoción, esperanzada, apreciada, respetada o amada, tu cuerpo responde liberando endorfinas y oxitocina, a menudo llamadas “las hormonas del abrazo.”

Nos sentimos bien cuando tenemos estas emociones y queremos aún más buenas emociones positivas, es como un antojo.

A diferencia de las emociones negativas que pueden permanecer atrapadas en el cuerpo, las emociones positivas ayudan a eliminar el efecto de las emociones negativas en el cuerpo.

Las emociones positivas no quedan atrapadas en nuestros cuerpos, pero se cree que provocan cambios celulares que mejoran el funcionamiento normal del cuerpo.

Quizás te interese: Tips de belleza: 9 formas de despertar hermosa

Los científicos de la Universidad de Michigan dicen que las emociones positivas (por ejemplo, la alegría, el interés y el contentamiento) amplían el repertorio momentáneo de pensamiento-acción de un individuo, lo que a su vez puede construir recursos personales duraderos a ese individuo, que también sirvieron como función de promover la supervivencia en nuestros ancestros.

Una implicación del modelo de ampliación y construcción es que las emociones positivas tienen un efecto desfavorable sobre las emociones negativas.

Ampliando el repertorio momentáneo de la acción del pensamiento, las emociones positivas aflojan el asimiento que las emociones negativas ganan en la mente y el cuerpo del individuo, deshaciendo la preparación psicológica y fisiológica para una acción específica.

De hecho, los estudios empíricos han demostrado que el contentamiento y la alegría aceleran la recuperación de los efectos secundarios cardiovasculares de las emociones negativas.

Cómo puedes usar esta información para afectar tu salud de forma positiva

Aprende a identificar las emociones negativas en tu cuerpo. Practicar la autoconciencia y el dominio es la clave.

Quizás te interese: 10 formas cómo la dieta afecta tu salud y tu belleza

Cuando te das cuenta de que te sientes frustrada, por ejemplo, ¿dónde te das cuenta de los cambios en tu cuerpo?

Una vez que sientas estos cambios de estrés en tus músculos y órganos internos, puedes identificar mejor la emoción y hacer frente al procesamiento interno de la emoción, y relajar tus músculos para cambiar la forma cómo te sientes.

Compartir