Formas en las que puedes trabajar con las personas que te desagraden

84

Para la mayoría de nosotros, fue en algún punto en la escuela primaria donde nos dimos cuenta por primera vez que habían ciertas personas que no nos gustaban.

A medida que el tiempo fue pasando y desarrollamos nuestro propio sentido personal, aquellos números se expandían lentamente.

En el mundo de trabajo de hoy en día vas a tener unos cuantos inconvenientes con personas que no te gustan.

Mientras más sean las personas con las que interactúes, es más probable que el número crezca.

Para una persona esto puede significar suministros, empleados, clientes, o su propio jefe.

Tu productividad y efectividad como trabajadora a menudo requiere que trabajes con individuos que particularmente no te interesan con respecto a los intereses de tus metas organizacionales.

Como lidiar con esas personas que no te importan puede decir mucho acerca de tu madurez no solo como persona, sino como trabajadora también.

Debajo vas a encontrar unas cuantas formas en las que puedes superar tu propio desagrado por una persona de manera que la organización y el trabajo puedan continuar moviéndose hacia adelante hasta tus metas.

Acepta que no puedes agradarles a todos

Hay muchas personalidades y agendas competitivas así como personas hay en el mundo.

Algunas de esas personas van a ser conflictivas. Solo porque no te guste una persona no significa que tu o él, es una “mala” persona.

Quizás te interese: Entrenamiento por intervalos a alta intensidad

Algunas personas son como “agua y aceite” entre ellas, pero eso no significa que el agua o el aceite sea algo malo. De hecho, ambas de esas cosas son esenciales. Acepta que no necesitas ser amiga de todo el mundo.

Carga con aquellos que te desagradan

Cuando necesites trabajar con alguien que no te gusta, es mejor simplemente hacer el trabajo de una vez desde el principio.

Las buenas trabajadoras se enfocan en las metas, no en las personas con las que se les está obligando colaborar para llegar allí.

También se dan cuenta de que despreciar, ignorar o tratar de trabajar alrededor de esa persona no solo deteriora más lejos la relación, sino que también hace que todo sea más difícil lo cual es contra productivo para las metas personales.

Trata a aquellos que no te gustan de forma civilizada

“No molestes al oso” es algo que mi papá solía decir cuando me aconsejaba que practicara la precaución con alguien o algo.

Quizás te interese: Ejemplos de entrenamiento por intervalos

Mostrar amabilidad y permanecer positiva en la cara de alguien que no te gusta permite que obtengas lo mejor de una situación, no que se deteriore más.

El ceder a la antipatía en las interacciones con una persona en particular es algo destructivo y debes aprender a reconocer esto.

Revisa tus propias expectativas

En muchos casos donde no te gusta una persona, tus propios problemas pueden ser un factor que contribuye al desagrado.

Tal vez estas esperando un nivel irreal de productividad/contribución o tal vez estás en desacuerdo con el enfoque que le están dando a su trabajo.

Sin importar cuál sea la razón específica, tus propio “equipaje” por la falta de un mundo mejor puede hacer que el asunto empeore.

La falta nunca cae solamente en un lado y debes procurar cambiarte a ti misma.

Descubre por qué te molesta

El ser capaz de lidiar con un individuo que te desagrada se hace mucho más sencillo si puedes identificar qué es lo que te molesta de él.

Cuando puedes identificar eso, puedes identificar todas las áreas que te agradan.

Quizás te interese: Los 8 mejores ejercicios para los muslos internos

Esto permite que te enfoques mejor en el lado positivo de la relación y te ayude a lidiar mejor con aquellos momentos cuando te están molestando, al enfocar tu energía en esos momentos donde más bien los necesitaste.

Haz una pausa y toma un respiro

Los 2-3 segundos que toma el hacer una respiración profunda pueden hacer la diferencia entre estresarse más en una relación y en mejorarla.

Te da el tiempo para pensar en vez de reaccionar y te da la oportunidad de calmarte a ti misma cuando te estás sintiendo frustrada.

Mientras que es un hábito el hacer esto antes de tomar una decisión, se convierte en algo especialmente importante cuando estás trabajando con alguien que no te agrada.

Permite que haya un espacio entre ustedes

Mientras que no quieres ignorar a una persona con la que necesitas trabajar, no tienes que pretender que son los mejores amigos y estar juntos todo el tiempo.

Establecer límites y espacios es una forma responsable de manejar la relación. Tal vez algo de la comunicación es por email, en vez de ir a hablar con él, o tal vez puedes comer tu almuerzo en momentos separados del día o sentarte lejos.

Quizás te interese: Como usar un enterizo – 5 tips de estilo

Cualquiera de estas puede ser una gran forma de lidiar con una situación de manera que puedas soportar cuando lo necesites.

Compartir