5 formas simples de deshacerte del estrés en el trabajo

168

Nuestros sitios de trabajo pueden desafortunadamente inducir algo de los niveles más altos de estrés en nuestras vidas, y puede ser que lo sepamos y que ya nos hayamos dado cuenta de lo que ese sitio de trabajo está haciendo en nosotras.

Es importante conocer como disminuir esto y más importante aun es aprender como dejar el trabajo en la oficina y no traerlo a casa contigo, donde puedes incomodar a tu familia.

Aquí están 5 métodos simples que disminuirán la cantidad de estrés en tu vida, causado principalmente por el trabajo.

1Planifica tu día

Al planificar tus actividades en forma de un horario de trabajo, vas a estar mucho mejor preparada para aceptar cualquier problema de estrés que pueda surgir y por último disminuir la cantidad de problemas incontrolables que están en la superficie durante el día.

Al estar en control, estás más inclinada a mantener enfocada mientras ejecutas tus tareas diarias.

Sin duda alguna de igual manera vas a incurrir en eventos inesperados; por lo tanto es importante estar preparada para hacer los cambios en tus planes que ya tienes establecidos.

Permítete un cierto grado de flexibilidad. Cuando las cosas surjan que sean de importancia para ti, debes lidiar con eso de una vez.

Quizás te interese: 6 razones por las que debes tomar una ducha fría

El evitarlas o no hacer nada puede llevar a un nivel incrementado de ansiedad y estrés.

Algunas personas han encontrado que es extremadamente beneficioso el llevar una agenda con ellos, y de esa manera van a disminuir el riesgo de olvidar las obligaciones importantes.

2Ejercicio

Es momento de que te coloques tus zapatos deportivos.

El ejercitarte regularmente es una manera genial de liberar estrés, al proveernos con un aumento de endorfinas felices.

Cualquier cosa desde correr hasta yoga pude ayudarte a disminuir los niveles de estrés.

También respiramos mucho más efectivamente mientras nos ejercitamos. Este oxigeno añadido permite que nuestro cerebro acceda a la positividad mucho más fácil que cuando está hambriento de oxigeno.

¡Vas a desempeñarte mucho mejor!

El ejercicio puede también mejorar tu sueño, el cual puede verse perturbado por el estrés y la ansiedad.

Como un bono añadido, nos provee de tiempo para pensar y enfocarnos en otras cosas en nuestra vida. Se está convirtiendo más y más común para las personas el ejercitarse en su tiempo libre durante el almuerzo.

Quizás te interese: 15 alimentos que te darán una piel hermosa y cabello reluciente

Si no hay un gimnasio cerca de nuestro trabajo o una ducha, es incluso mucho mejor salir a caminar.

El aire fresco y el salir del ambiente de trabajo, incluso por un periodo corto de tiempo, te rejuvenecerá por el resto del día.

3Hablar

Algunas veces, una buena charla con una amiga cercana puede ser muy útil en la disminución del estrés y de la ansiedad.

Al hablar con una amiga de confianza podemos ganar una perspectiva mucho más clara en nuestros problemas, lo cual permite que nos relajemos mucho más.

Serás capaz de manejar el estrés mucho mejor si tienes otra persona que te ayude y te dé su apoyo.

También ten en mente que tus amigos pueden estar pasando por un momento difícil también y están tratando de que no se muestre.

Un simple y sincero “¿Cómo estás? Puede hacerle una gran diferencia a alguien.

4Evita a las personas negativas

Cuando sea posible, rodéate a ti misma de personas que te apoyen. Evita pasar más tiempo del necesario con personas que continuamente te estén menospreciando, porque esto contribuirá a tu nivel de ansiedad.

Quizás te interese: Rutinas de entrenamiento: 6 tips para ajustarte al ejercicio en la mañana

Particularmente en la oficina, puede ser difícil cuando estás en espacios cerrados pero trata lo mejor que puedas de no involucrarte en políticas de la oficina y evita el chisme.

Hará las cosas mucho más sencillas para ti si eliminas ese tipo de negatividad de tu trabajo.

5Rutina del fin del día

Practica la misma rutina al final del día de cada día de trabajo. Esto puede ser tan simple como revisar tus correos una última vez, cerrar todas las aplicaciones en tu computadora y apagar todo junto, cerrar las persianas, guardar tu silla, etc. – depende de tu clase de espacio de trabajo.

Lo más importante es que desarrolles una rutina y la practiques al final de cada día de trabajo.

De esta manera te estás entrenando a ti misma a saber que el trabajo ha terminado y que no estarás haciendo más. Esto permite que dejes el trabajo en la oficina y no lo lleves a casa contigo.

Quizás te interese: Usos del talco para bebés que puedes considerar en tu rutina de belleza

Evita la tentación de estar haciendo trabajo desde casa si estas experimentando altos niveles de estrés.

Necesitas establecer claramente una separación entre tu vida profesional y tu vida personal.

Compartir