Cómo permanecer cercana a tu esposo

112

¿Tu matrimonio parece estar desmoronándose? ¿Estás buscando algo que permita que tu relación se fortalezca mucho más?

Permanecer cercana durante el matrimonio no es algo sencillo, se necesita del esfuerzo de dos.

Lee este artículo para que descubras como puedes evitar que tu matrimonio se rompa, y que pueda fortalecerse.

1Con el propósito de mantener un matrimonio saludable, ambas partes deben comprometerse y ser responsables

El psiquiatra David D. Burns, autor del libro “Sentirse bien” un buen libro acerca de pelear contra la depresión, y “Sentirse bien juntos: El secreto para hacer que una relación problemática funcione,” en el cual identifica métodos rápidos y eficientes de curar una relación con problemas ofrece algunas sugerencias sobre como permanecer cercana a tu esposo.

Quizás te interese: El Maracuyá o Parchita: Beneficios para la salud que te sorprenderán

2Deja de culpar a tu esposo por los problemas maritales

De seguro, tal vez el ha sido hallado culpable de otras acciones que te llevan a pensar que de hecho es su culpa, pero debes escoger el camino menos sencillo y dejar de colocar toda la culpa en él.

3Deja de quejarte y se asertiva

Si estás quejándote de manera consistente de que tu esposo no te ayuda a lavar los platos o cualquier otra cosa en la casa, las probabilidades son de que él comenzará a alejarse de ti por tu actitud.

4No te sumerjas en el pasado

Si quieres que tu relación permanezca fuerte, debes aprender a olvidar los pequeños inconvenientes o errores.

En vez de eso, piensa acerca de las cosas buenas, positivas que han hecho y que han creado juntos.

5Sé positiva y humilde

No mandes sobre tu esposo o trates de imponerle tus ideas a él. Se sutil y pidele por su cooperación.

6Deja de defenderte a ti misma

La conversación se marchita como una rosa sin agua y muere, si conssistemente hablas y actuas de manera defensiva.

Prestale atención a los sentimientos de tu pareja cuando él exprese sus opiniones y derriba esa barrera que impide la buena comunicación.

Quizás te interese: Lo mejor para perder peso – Entrenamiento por intervalos de alta intensidad

7Reconoce tus fallas

Pide perdón cuando te hayas equivocado. No racionalices. Recuerda: todo el mundo comete errores.

El estar a la defensiva, justificar tus acciones, y culpar a otros son señales de inmadurez y de cobardía.

8Se honesta y valiente

Ser honesta significa admitir que estabas equivocada y que pediste perdón.

Esta clase de honestidad y de valentía puede ser algo incómodo, pero solo traerá esa clase de incomodidad una sola vez.

En cambio, si mientes, traerá la rareza y de nuevo cada vez que algún problema surja entre los dos, y eso no es beneficioso para la relación.

Incluso más aún, con el tiempo esto destrozará tu matrimonio haciendo que el abismo entre tú y esposo incremente de forma diaria.

9Se simple y respetuosa

La conversación siempre es una forma genial de acercarse uno al otro.

Quizás te interese: 7 rutinas de entrenamiento por intervalos para quemar grasa rápido

Hay muchas formas de hablar, pero asegúrate de mantenerlo simple. Sean respetuosos uno con el otro.

Nadie necesita permanecer despierto toda la noche después de un día de trabajo.

Las ocasiones informales son las más efectivas.

10Se cuidadosa con el dar tips

Cuando tu esposo ha aceptado ayudarte con algo, no hay nada mas desagradecido que decirle a él que todo lo que está haciendo lo está haciendo mal.

Recuerda que él te está demostrando su amor al ayudarte en primer lugar, por lo que debes ser comprensiva con él.

11Cambia lo que necesita ser cambiado

En vez de pensar que tu vida seria mejor si tu esposo cambiara su actitud, su personalidad o cualquier otra cosa que no te agrade de él, comienza por reconocer en que aspectos puedes ser tú una mejor persona y los que puedes cambiar.

Él verá el cambio y seguirá tu ejemplo.

Quizás te interese: 14 razones por las que tu mama será tu mejor amiga de por vida

Comienza hoy mismo y pon tu casa en orden. Encuentra y remueve cualquier cosa que esté separándote a ti y a tu esposo todos y cada uno de los días, bien sea una acción o una reacción, aprende a reconocerla.

A medida que combinas tu cambio con el de él, los milagros pueden suceder y sucederán por todo el curso de tu matrimonio.

Sonríe y se mucho más receptiva con tu esposo. Abrázalo cuando estés triste o herida.

Se delicada, tratalo de forma diferente, hablale de forma amable y amorosa y tocalo con mucho amor y cuidado.

Cualquier cosa mala o negativa que este ocurriendo en una relación puede ser revertida y hecha mejor cuando abunda la buena voluntad, cuando la paciencia está allí y cuando el amor de uno por el otro está presente en sus corazones y lo dejan fluir.

Compartir