Siete razones para ejercitarse antes de desayunar

89

Con los días haciéndose más largos (por lo menos en el hemisferio sureño), pensé que sería buena idea y un buen momento para traer el tema del mejor momento del día para ejercitarse.

También he recibido algunas preguntas acerca de si uno debería desayunar antes de ejercitarse y si puedo dar algo de información con respecto a ese tema.

El mejor momento del día para ejercitarse es el momento que sea más conveniente para ti y en el que sea más probable que lo hagas.

No tiene sentido tratar de ejercitarse en un momento que simplemente no se ajusta a tu rutina.

Quizás te interese: Los mejores remedios caseros para remover las marcas causadas por las espinillas

Cuando estaba compitiendo en triatlones, solía ejercitarme después del trabajo, sin embargo, una vez que tuve a mi segundo hijo, ejercitarme en las tardes se volvió en algo muy complicado. (Con un solo hijo podía llevármelo cuando salía a correr pero con dos no puedo).

Solía ejercitarme mayormente en la mañana y a menudo le recomiendo a las personas darle una probada al ejercicio en la mañana.

Aquí hay algunas razones por las que las mañanas son el mejor momento del día para ejercitarse.

Es bueno para la pérdida de grasa

Muchas personas creen que el ejercicio temprano por la mañana antes del desayuno quema más grasa corporal que comer después de ejercitarse más tarde en el día.

Aunque todavía hay un cierto debate con respecto a esto, la evidencia está creciendo y demuestra que el hacer un ejercicio aeróbico o cardiovascular a primera hora de la mañana con el estómago vacío es bueno para perder peso.

El argumento para esto es que después de un ayuno de 8-12 horas por toda la noche, los depósitos de glicógeno se disminuyen y quemas más grasa cuando los niveles de glicógeno son bajos.

El comer el desayuno causa una liberación de insulina, lo cual interfiere con la movilización de la grasa corporal.

Quizás te interese: 10 recetas caseras de malteadas de proteína

Menos insulina está presente en la mañana; por lo que se quema más grasa cuando se hace el ejercicio en la mañana.

Hay menos carbohidratos (glucosa) en el flujo sanguíneo cuando te despiertas después de un ayuno por toda la noche.

Con menos cantidad de glucosa disponible, es más probable que quemes más grasa.

Quemas más grasa

Si comes tu desayuno inmediatamente antes de ejercitarte, vas a tener que quemar lo que acabas de comer primero antes de poder quemar la grasa corporal almacenada en tu cuerpo. (y la insulina está elevada después de una comida).

Quizás te interese: Agua y otras 6 bebidas para perder peso

Eleva tu metabolismo

Cuando te ejercitas en la mañana, eso hace que tu metabolismo se eleve desde lo más bajo y se mantenga elevado por un período de tiempo después de que el entrenamiento se haya acabado.

Si te ejercitas en la noche, quemas calorías durante la sesión, pero no obtienes la misma ventaja del efecto de “quema de grasa posterior” porque tú tasa metabólica cae dramáticamente tan pronto como te vayas a dormir.

Sensación de logro

El ejercicio por la mañana te da un sentimiento general de éxito y te hace que seas más productiva por el resto del día.

El ejercicio en la mañana te “energiza” y te “despierta” al quemar la melatonina (la hormona del sueño) y convertirla en serotonina (la hormona de sentirse bien).

Mejor apetito

Hay algo de evidencia que demuestra que el ejercicio en la mañana puede ayudar a regular tu apetito por el resto del día.

Quizás te interese: 7 beneficios increíbles de hacer estocadas

También es más probable que hagas mejores escogencias de alimentación si ya has hecho tu ejercicio del día.

Mejor adaptación a la rutina

El ritmo circadiano de tu cuerpo se ajusta a la rutina de la mañana, haciendo que sea más fácil el despertarte a la misma hora todos los días.

Eres menos probable a saltarte tu entrenamiento cuando lo haces temprano y ya sales de eso.

Después del trabajo hay más exigencias que pueden interponerse en tu camino al ejercicio, como trabajar horas extras o simplemente te sientes muy cansada o alguien te invita a salir.

Más organización

Siempre puedes “hacer tiempo” para ejercitarte al simplemente colocar tu alarma un poco más temprano en la mañana.

El sumergirse en el hábito del ejercicio por la mañana toma un tiempo, e incluso algunas mañanas puede ser una lucha el tener que salir de la cama (especialmente cuando hace frío).

Quizás te interese: 5 tips de acondicionamiento físico para mujeres ocupadas

Por todas las razones mencionadas arriba, te recomiendo que le des una prueba al ejercicio en la mañana y disfrutes de todos sus beneficios.

Para perder grasa, tener un mejor acondicionamiento físico y una mejor salud mental, el ejercicio temprano en la mañana es un buen hábito que puedes desarrollar.



Compartir