7 mejores tips para que saltes la cuerda como una profesional

224

El saltar la cuerda puede ser un excelente ejercicio de cardio si sabes cómo saltar la cuerda apropiadamente.

No solo el saltar la cuerda te ayuda a quemar grandes cantidades de calorías y mejorar tu velocidad y rapidez, sino que también es económico y puedes hacerlo casi que en todos lados.

Este artículo tiene los mejores 7 tips para asegurarte de que puedas aprender como saltar la cuerda como una profesional, y también si lo deseas puedes visitar en YouTube y buscar al mejor saltador de cuerda del mundo haciendo unos trucos impresionantes.

Antes de empezar con los tips, debo mencionar que he usado diferentes tipos de cuerdas de saltar que van desde las que tienen manillas de madera con una cuerda de cuero, hasta manilla de plástico con algodón ligero, pero prefiero las cuerdas de saltar de goma con manillas sin peso y una bola y una cuenca adentro.

Quizás te interese: ¿Las pastillas para adelgazar realmente funcionan?

Mi favorita es la cuerda Valeo, y es muy económica.

Lee abajo los mejores 7 tips que van a ayudarte a saltar la cuerda como una profesional.

Salta con la punta de tus pies.

Cuando saltes la cuerda, trata de saltar suavemente hacia arriba y hacia abajo en la punta de tus pies.

Tus talones nunca deben tocar el suelo, lo cual es la razón por la que saltar la cuerda es un serio entrenamiento para las pantorrillas.

No saltes muy alto, relájate

Muchas personas que tratan de saltar la cuerda saltan tan alto que es como si no se dieran cuenta del verdadero espesor que tiene la cuerda.

Si estas tratando de meterte en el ritmo y saltar la cuerda por más de 30 segundos sin quemarte a ti misma, mantén tus saltos tan pequeños como sea posible sin apretar la cuerda de saltar.

Solo relájate y no te preocupes si te tropiezas con la cuerda.

No balancees tus brazos/hombros demasiado

Saltar la cuerda se trata todo acerca de las muñecas.

El ver a alguien que no sabe cómo saltar la cuerda me recuerda como algunas personas tratan de nadar muy duro, pero en realidad no llegan a ningún sitio.

Entonces tú ves a otro nadador que escasamente está tratando de nadar pero sin embargo vuela en el agua.

Al igual que con la natación, todo se trata de la eficiencia de tu golpe, el saltar la cuerda efectivamente se trata acerca de la eficiencia de las revoluciones.

Quizás te interese: 5 ejercicios realmente simples para deshacerse de los rollitos

Si estás usando tus brazos y hombros mientras estás saltando muy alto, el saltar la cuerda se convierte en una actividad cardiovascular muy difícil de hacer.

Solo usa tus muñecas en movimientos circulares como te mencioné arriba.

Usa el largo apropiado de la cuerda

¿Qué tan larga debe ser la cuerda para saltar? Te preguntarás. Si divides en dos partes la cuerda de saltar al colocarla bajo tus pies, las manillas deben alcanzar tu esternón.

Mucho más abajo, o más arriba afectará el ritmo y hará que el saltar la cuerda sea mucho más difícil.

La cuerda de saltar debe marcar el suelo en cada revolución, lo cual también lo hace más sencillo el contar las repeticiones y llevar el ritmo.

Las manos ligeramente arriba de la línea de la cintura

La posición de las manos es importante y esto también es dependiente del largo de la cuerda que tengas.

Tus brazos deben estar doblados de forma cómoda, las manos colocadas a un pie de tu lado y a la altura de la cintura.

Métete en el ritmo

Puedes realmente saltar la cuerda tan rápido como quieras, pero meterte en el ritmo puede hacer que saltar la cuerda sea mucho más sencillo y más divertido.

Me gusta completar un cierto número de revoluciones, o repeticiones en una cierta cantidad de tiempo, digamos a un ritmo de 150 repeticiones por 60 segundos.

Quizás te interese: 8 pasos para crear una trenza grande de lado

Práctica, práctica, práctica

Este es sin duda el tip más importante de todos.

Muchos de mis clientes no saben cómo saltar la cuerda apropiadamente en su primera sesión. Pero después de su cuarta o quinta sesión, están saltando la cuerda como unos profesionales.

Eso es posible si colocas la cuerda detrás de ti y luego:

  1. Haces una repetición y luego paras
  2. Haces dos repeticiones, luego paras.
  3. Continúa

Esta estrategia progresiva ayuda a prevenir el doble salto, el cual es cuando saltas dos veces en cada revolución.

Solo es cuestión de práctica, de tal vez una hora o dos, y lo próximo que sabrás es que estás saltando la cuerda como una boxeadora profesional y estás quemando grasa.

Por años empecé mis entrenamientos con 10 minutos de salto de cuerda sin descanso como un calentamiento, luego me iba a las pesas.

Quizás te interese: Hábitos sanos que puedes realizar en cinco minutos

También lo hacía antes o después de un entrenamiento de intervalos en la cinta de correr para realmente ejercitar mis pantorrillas e incrementar mi velocidad y rapidez.

Al comenzar puedes usar técnicas de entrenamiento por intervalos más básicas, como 50-100 repeticiones, luego descansa por 30-90 segundos y haces 5-10 ciclos.



Compartir