¿Puede el yoga reemplazar el entrenamiento de fuerza?

150

Relacionados:

Muchos igualan el “entrenamiento de fuerza” con las prensas de banco, mancuernas, y maquinas de peso.

Pero si en algún momento has tenido músculos adoloridos después de una sesión de yoga, tal vez te has preguntado si puedes simplemente hacer yoga en su lugar.

Muchos practicantes de yoga se ven tonificados, como si hubieran ido al gimnasio y hubieran levantado peso.

Y así es: su propio peso corporal. Simplemente, las posturas de yoga requieren posiciones y orientaciones que comprometen nuestros músculos.

Y vamos a aceptarlo, todos sabemos que el entrenamiento de fuerza de cualquier clase tiene beneficios obvios, tales como el desarrollar masa muscular, perdida de grasa, mejora del metabolismo e incrementar la densidad ósea.

Yoga para fuerza

El yoga desde el este no enfatiza como el yoga puede esculpir el cuerpo, sino que se enfoca en la conexión mente-cuerpo y en desarrollar fuerza.

Originalmente, el yoga era una forma de vida y de ser, en vez de una forma de verse mejor en la ropa.

El yoga es la forma original de acondicionamiento mente-cuerpo.

Sin embargo, cuando miro a un cuerpo típicamente esculpido por el yoga, no puedo evitar sino admirar su físico.

Quizás te interese: Batidos para el desayuno: 5 recetas saludables para perder peso

“El yoga puede ser tan efectivo como las pesas cuando se trata de desarrollar un físico más fuerte y más impresionante,” dice Nicholas DiNubile.

Los expertos coinciden en que bien sea que el yoga pueda o no ser tu forma única de entrenamiento de fuerza depende de tus metas.

“Si todo lo que estás buscando hacer es desarrollar músculo, el entrenamiento de pesas es el alcance más práctico,” dice DiNubile.

De hecho, el Consejo Americano de Ejercicio define el entrenamiento de fuerza como “ejercitarse con una resistencia progresivamente más pesada con el propósito de fortalecer el sistema muscular esquelético.

La resistencia progresivamente más pesada significa que tus músculos y huesos deben ser sobrecargados para continuar desarrollándose.

Con el entrenamiento de pesas, tus músculos se adaptan a la resistencia y se hacen más fuertes, con un peso ya no puede ser más un desafío.

Quizás te interese: 6 tips para familias y relaciones saludables

Entonces tienes que añadir más resistencia/peso para alcanzar mayores resultados a medida que el tiempo avanza.

La fuerza que se desarrolla por el yoga no funciona exactamente de esa forma y es más una fuerza funcional.

Pero, ¿qué sucede si combinamos las dos? El poder natural con la agilidad funcional.

Combinando el yoga y el entrenamiento de fuerza

Si estás buscando maximizar tu tiempo en el gimnasio, considera hacer una práctica híbrida de yoga con pesas.

Muchos gimnasios ofrecen clases de yoga para esculpir el cuerpo que comienzan con pesas de 1 a 5 libras para desarrollar fuerza mientras sostienes posturas complementarias.

Debes definitivamente dominar los básicos del yoga antes de traer pesas a la mezcla, pero las dos prácticas trabajan sorprendentemente bien juntas.

También, trata de hacer yoga como un calentamiento antes del ejercicio aeróbico o como un enfriamiento después de haber ido a correr.

Quizás te interese: La importancia de comer comida saludable

Es una práctica increíblemente versátil que puede ser fácilmente incorporada a lo que ya estás haciendo por tu cuerpo.

El yoga incrementa la resistencia muscular, debido a que típicamente sostienes una postura dada y la repites varias veces durante un entrenamiento.

Esto puede añadir otra dimensión a tu fuerza en general.

Al sostener las posiciones más tiempo, hacer más repeticiones, y aprender nuevas posturas, el yoga puede convertirse en algo más desafiante.

Antes de que trates las posturas avanzadas como los equilibrios en los brazos, comienza con los básicos, usa un DVD de yoga, o consulta videos online.

Lo mejor de ambos mundos es practicar yoga y entrenamiento de peso.

Este ha sido mi camino, de hecho, me gusta añadir un poco de jiu-jitsu a la mezcla para una buena medida.

Pero si no te gusta levantar pesas, puedes usar tu peso corporal (flexiones, sentadillas, etc.)

El entrenamiento de fuerza con atención plena es otra opción a considerar. Muchos estudios han mostrado que mientras más variedad haya en tu rutina, más rápido verás resultados.

Conclusión

El entrenamiento de fuerza yoga, junto con artes marciales y CrossFit ofrecen una forma más funcional de fuerza que el entrenamiento de fuerza tradicional.

Puedes definitivamente volverte más fuerte al practicar yoga pero el entrenamiento de fuerza con pesas pesadas ofrece sus propios beneficios únicos.

Quizás te interese: 4 cosas que debes saber acerca de los ejercicios con mancuernas

Lo bueno es que no tenemos que escoger, podemos combinar yoga y entrenamiento de fuerza para obtener incluso más beneficios.

Lo más importante es encontrar una forma de trabajar con tu cuerpo que lo haga más fuerte y más flexible.

Y para un crédito extra, integra la atención plena a la práctica para una buena medida.

Para algunas, son las artes marciales, para otras, puede ser el entrenamiento de fuerza con atención plena o yoga.

Tomate tu tiempo para explorar y encontrar algo que realmente disfrutes, para que pueda convertirse en un hábito a largo plazo.



Compartir